El cuidador de un paciente con F.A. también necesita cuidados.

El-cuidador-de-un-paciente-con-F.A

Sabemos que ser el cuidador o familiar de una persona diagnosticada con Fibrilación Auricular y medicada con anticoagulantes orales, muchas veces puede ser agotador y frustrante, ya que en repetidas ocasiones se suele sentir desesperanza frente al padecimiento de tu ser querido, llegando a descuidar tu propia salud.

 

A continuación te compartimos algunos de los síntomas más comunes para que estés alerta:
  • Tener sentimientos de enojo o tristeza.
  • Sentir que la situación se te sale de las manos.
  • Sentir que no tienes tiempo para cuidarte a ti mismo.
  • Dormir demasiado o muy poco.
  • Perder interés en las cosas que antes disfrutabas.
  • Ser más impaciente e irritable con la persona que cuidas.

El cuidado de un ser querido no está exento del estrés que esto conlleva pero si sientes algunos de estos síntomas puedes estar padeciendo “el estrés del cuidador”. Te compartiremos a continuación algunos consejos para que te hagas cargo de estas emociones,¹ así como ayudas al cuidado, también debes cuidarte a ti mismo, encontrar un equilibrio en tu vida y cuidar tu corazón.

 

Sana tu mente:

  • Aceptar es sanar:

Preguntarse mucho ¿POR QUÉ? Puede ser un desgaste de energía incalculable, no te cargues de lo que no puedes solucionar, evita siempre esa emoción negativa de sentir lástima por ti mismo, acepta la realidad y enfréntala con la mejor actitud.²
  • Respira y vuelve a empezar:

Aunque la respiración es una acción que damos por sentado, no es un acto aleatorio, aprender a respirar te ayudará a controlar el estrés y la ansiedad, tómate un momento para ti y hazte consciente de este acto realizando respiraciones lentas y profundas reduciendo así los momentos de ansiedad.³
  • El cuidado es parte de tu vida, NO tu vida:

Es muy importante que sepas que el cuidado de esa persona es una parte de tu vida, dedícate tiempo a ti mismo en actividades gratificantes que te generen felicidad y tranquilidad, tu salud mental es importante para llevar una vida sana.⁴

Sana tu cuerpo:

 
  • Descansa:

Tu cuerpo no es una máquina y debes darte espacios para descansar, pide ayuda a algún familiar o alguien cercano con algunas tareas, intenta hacer pequeñas caminatas o actividad aeróbica, una manera de descansar también es mantener activo tu cuerpo y asegúrate de dormir siempre 7 u 8 horas diarias, el sueño es la manera de recuperar nuevamente tu energía y de mantener saludable al corazón.⁵
  • Aliméntate conscientemente:

Si bien el cuidado de una persona demanda tiempo y energía no debes descuidar tu propia alimentación, lo que te comes es lo que tu cuerpo necesita para estar activo, una alimentación saludable te ayudará a mantener tu cuerpo sano.⁶
  • Mímate:

Tomar un largo baño de agua caliente o hacerte una sesión de masajes te ayudará a relajar tu cuerpo, date pequeños gustos y placeres que te motivarán a realizar esas tareas diarias, haz cosas que te hagan sentir especial porque lo eres.⁷

¡Cuidate para que puedas cuidar!

Suscríbete a nuestro blog y recibe en exclusiva e-books y guías con la información necesaria sobre la fibrilación auricular, la anticoagulación oral, acv, arrimtias y otras enfermedades importandes del corazón y cerebro, para que así puedas brindar un mejor cuidado a tu ser querido o paciente.

Blog 2 - El cuidador necesita cuidados