El autocontrol en un paciente con Fibrilación Auricular y Anticoagulado

En cardiología, los tratamientos para pacientes anticoagulados tienen como objetivo evitar que se produzcan complicaciones asociadas a la formación de trombos (coágulos de sangre) como embolias cerebrales o trombosis venosas o arteriales que finalmente afecten las funciones del corazón o del cerebro.1

Un paciente anticoagulado debe seguir unas pautas estrictas, ya que es un paciente crónico y aproximadamente cada 20 días o cada mes, debe realizarse un control analítico del INR (international normalized ratio).2

Tener los niveles de INR fuera de los límites deseados puede llevar consigo graves consecuencias. De estar excesivamente anticoagulados tendría riesgo de sufrir un problema trombótico o hemorrágico, los cuales podrían desencadenar la muerte.3

Los médicos recuerdan que cuando se ha visto la necesidad de iniciar un Tratamiento Anticoagulante Oral (TAO) éste es crónico, de modo que el paciente tiene que adaptarse a conocer bien el fármaco y complicaciones, entender y responsabilizarse de su control.4

Los médicos epidemiólogos señalan que han aumentado de forma las indicaciones del tratamiento anticoagulante, debido al aumento de la edad de la población, mayor seguridad en el control de este tipo de tratamiento y su éxito en la prevención de ACV.5

A continuación, resolveremos las dudas más comunes sobre este tratamiento.

¿Qué es un paciente anticoagulado?

El paciente anticoagulado es aquel que toma una medicación por razones muy diversas, generalmente son cardíacas, y las más importantes son alteraciones del ritmo del corazón, es decir arritmias cardíacas como la Fibrilación Auricular, que dan lugar a problemas de embolias o recambio de válvulas artificiales del corazón. También se recomienda el tratamiento anticoagulante en pacientes que han padecido algún problema de trombosis en las piernas o embolias pulmonares.6

Como lo mencionamos anteriormente un paciente anticoagulado debe hacer controles periódicos cada 25-30 días como máximo para poder controlar su coagulación. La medicación que toman licua la sangre para que no se coagule con tanta facilidad.7

¿Por qué un paciente debe acudir regularmente a las Unidades hospitalarias con frecuencia?

El paciente debe acudir a las unidades hospitalarias porque la sensibilidad de cada paciente al tratamiento cambia. No todas las personas responden de la misma manera a los Anticoagulantes Orales. La dosis es individualizada por la composición genética que tiene cada paciente y además por múltiples causas como cambios en la dieta o por el aporte de más vitamina K a través de la alimentación. Todo ello influye en el medicamento que el paciente está tomando.8

¿Es adecuado el autocontrol domiciliario en casa?

El autocontrol domiciliario en casa es una excelente forma de controlar el tratamiento anticoagulante. Para realizarlo se precisa de un coagulómetro portátil, se educa al paciente con la utilización del aparato y se le enseña como modificar. De esta manera el paciente no debe acudir al hospital hasta al cabo de un año. El paciente se regula la dosis. De esta manera es autónomo. En estos casos se realiza el control una vez por semana.9

¿El tratamiento anticoagulante siempre será crónico?

La cronicidad del tratamiento anticoagulante depende del tipo de indicación. Si se indica por una alteración corazón en una persona que lleva una válvula artificial metálica, este paciente deberá tomar tratamiento anticoagulante oral siempre y no podrá dejarlo nunca. Otra enfermedad por la que se recomienda tratamiento anticoagulante es la Fibrilación Auricular del corazón. Estos pacientes también deben tomarlo de por vida. En cambio, si un paciente ha sufrido una trombosis en una extremidad inferior de entrada se recomienda durante 6 ó 8 meses. Si se repite un episodio de trombosis estos pacientes deberán tomar siempre el tratamiento. Depende de la enfermedad de base el tratamiento anticoagulante será temporal o crónico.10

¿Existe algún tratamiento alterno a los Anticoagulantes Orales para tratar la Fibrilación Auricular?

Existen algunos tratamientos para la Fibrilación Auricular (F.A.) que ayudan a controlar tu frecuencia cardíaca, restaurar un ritmo cardíaco normal y/o controlar la actividad eléctrica de tu corazón, los cuales incluyen:11

• Cardioversión eléctrica
• Procedimientos de ablación
• Marcapasos permanente
• Procedimientos por técnica de Maze

Estos tratamientos pueden aliviar algunos de los síntomas de la Fibrilación Auricular, sin embargo, esta arritmia podría regresar sin que te des cuenta, o generar efectos secundarios como hemorragias peligrosas, principalmente por la medicación con Anticoagulantes Orales.12

Por esta razón existen tratamientos alternativos como El Cierre de Apéndice Auricular Izquierdo (CAAI) que se realiza una sola vez y reduce el riesgo de sufrir un ACV en un 84% a personas diagnosticadas con Fibrilación Auricular no valvular, ofreciendo una alternativa a los Anticoagulantes Orales.13

Haz clic aquí http://bit.ly/2uNh99l y solicita una asesoría virtual con un especialista para que amplíe tu información sobre este tratamiento